Formas de conocer penetran

Empezó de manera puntual, luego sucedió otro día, luego otro… y ahora el sexo es algo que le tensa tanto, que le hace sentir tan mal, que ha pasado de ser algo maravilloso a casi una pesadilla. Si tu chico tiene disfunción eréctil hay muchas cosas que puedes hacer y os van a sentar de perlas a los dos. Puede tratarse de la imposibilidad de tener una erección o tener una pero incompleta o intermitente de manera que no permite la penetración. Muchas mujeres tienden a sentirse responsables o culpables, que es peor: No le atraigo, a lo mejor mi vagina tiene una forma que no le excita… Y es algo de lo que debemos desprendernos desde ya: porque no, si tu pareja tiene disfunción eréctil no es por esos motivos. Una visita al médico de cabecera es un buen comienzo. Algunas enfermedades que pueden causar disfunción eréctil son la diabetes, problemas en los riñones o enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos entre otras. Si tras las pruebas pertinentes se descarta que se trate de algo médico entonces podemos afirmar que se trata de algo psicológico. Como decía antes no, no eres la responsable de su disfunción, pero eres su pareja, y tienes un importante papel en el tratamiento, en su recuperación. Cuando en consulta tratamos la disfunción eréctil obviamente trabajamos con el chico.

Jeringuilla en mano

Suele presentarse en momentos de alto voltaje sexual. Cuando el hombre lleva semanas esperando acostarse con alguien, ya aquatic porque se trata de una relación a distancia o porque hace abundante tiempo que esa persona le atrae. Lo que ocurre físicamente es que el cuerpo cuando se siente amenazado, segrega adrenalina, sustancia que genera la contracción vascular, y con ella la pérdida de erección. Es normal que esto alguna vez en la biografía sexual de los hombres ocurra por razones como cansancio, fatiga o falta de concentración. Los sexólogos también lo atribuyen al estrés, la falta de sueño prolongado, el sentimiento de culpabilidad, la información sexual inadecuada, la falta de interés por la pareja, el miedo al embarazo, la autoexigencia y la inseguridad. También pueden incidir factores externos, como problemas laborales, un ambiente antierótico y la poca pericia de la pareja al estimular al macho. Se vuelve patológico cuando la nervios bloquea tanto la mente, que es imposible pensar en fantasías sexuales y disfrutar de la relación sexual, y la persona es espectadora de su propia erección. Es normal que durante el acto sexual se produzcan pérdidas de tensión en la erección o desvanecimientos por causas naturales. Aquí unos consejos.

1 Sentirás muchas ganas

Felizmente las cosas han cambiado radicalmente. La tercera edad comienza para las mujeres el día en que dejan de tener sus reglas. Pero su asistencia se ha barruntado un poco antiguamente, cuando empieza a sentir que su belleza ya no es la misma, su figura se ha redondeado y se siente mucho menos atractiva. El problema es que algunas mujeres creen que ya no pueden gustar, y esconden sus deseos que, por presunto, son los mismos que cuando tenían veinte años, en un rincón oscuro de su inconsciente porque les da vergüenza. La solución es bien sencilla: en las farmacias venden unos lubricantes solubles en agua muy buenos y a buen precio, pero también se puede usar saliva o aceite de oliva.

140141142143144145146

Sin comentarios

Submit un comento